20 enero 2009

8/09: Realismo de Obama en Educación

.....Ya se verá luego por dónde va su política y qué influencia tiene en otros países, y en el nuestro… pero vale la pena que sepamos a quién ha nombrado Ministro de Educación.

Obama y su política educativa
.....
Barack Obama será presidente de EEUU en apenas unos días. En Madrid los partidos mayoritarios aplauden su elección y ambos dicen estar en sintonía con él. Rajoy confía en que las relaciones con Washington mejoren, mientras que Zapatero asegura que Obama representa el triunfo de los que quieren paz, solidaridad y libertad.
.....Una de las primeras decisiones de Obama ha sido el nombramiento de Arne Duncan como ministro de Educación. La elección de este sociólogo de Harvard se basa en su larga experiencia como gestor educativo y en el perfil progresista que ha demostrado como director general de la red de escuelas públicas de Chicago, el tercer mayor distrito escolar de EEUU.

.....Duncan ha impulsado con decisión la ley No Child Left Behind (algo así como "No dejar atrás a ningún niño"), pactada por demócratas y republicanos en una comisión presidida por Ted Kennedy, que es un liberal pata negra. Los principales objetivos de esa ley son dos: reforzar el rendimiento de alumnos y escuelas y hacer efectiva la libertad de los padres para elegir centro según sus convicciones.
.....En Chicago, entre otras iniciativas interesantes, el nuevo ministro puso en marcha en 2006 la Urban Prep Charter Academy, un colegio público sólo para chicos en el sur de la ciudad, en Inglewood, una de las zonas más deprimidas del estado de Illinois. En esa escuela masculina el 96% de los alumnos son de raza negra y el 76% procede de hogares monoparentales, colectivo que tiene un índice espeluznante de fracaso escolar (sólo 1 de cada 40 afroamericanos varones de los EEUU llegan a la universidad y terminan sus estudios).
.....La asistencia diaria a clase en ese barrio es del 34%, porcentaje que en la Urban Prep sube hasta el 79%, según recoge su anuario. Por otra parte, el informe anual del Departamento de Educación de Illinois destaca que los índices de asistencia y la motivación de los alumnos en los colegios públicos diferenciados de los barrios obreros casi doblan a los de los colegios mixtos. Otra consecuencia directa es el compromiso de las familias en la vida escolar, que aumenta un 22%, sobre todo en actividades deportivas y lúdicas de fin de semana.
.....Hace seis meses, el nuevo ministro participó en un acto con padres en esa escuela diferenciada y dijo: "Sabemos que no todos los niños aprenden de igual modo... Algunos lo hacen mejor rodeados sólo de compañeros de su mismo género. [...] Otros necesitan internados que les permitan centrarse en lo académico y otros más, la mayoría, eligen escuelas mixtas. Nosotros creemos en la libertad y por eso facilitamos todos esos tipos de educación y otros que puedan aparecer".
.....Frente a esta visión, que fomenta el auténtico progreso educativo y la mejora del rendimiento de los alumnos americanos, tenemos la catastrófica situación educativa española. En nuestro país la ideología está por encima de los razonamientos pedagógicos y educativos. Por los colegios de educación diferenciada molestan y el gobierno quiere adoctrinar con la asignatura de Educación para la Ciudadanía.
.....En EEUU, sin embargo, están ya en el viaje de vuelta y no sólo apoyan la educación diferenciada, sino que la hacen pública y con excelentes resultados. Para la Administración estadounidense da igual que uno quiera colegios mixtos o diferenciados: lo que les importa son los resultados y la formación de sus alumnos. El resto les suena a música celestial.
Ignacio Uría
Facultad de Comunicación. Universidad de Navarra
Publicado el 16 de enero en 'Diario de Burgos'

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran columna... Esto sí es periodismo de investigación y, aunque luego el tal Duncan haga barbaridades, al menos por ahora podemos arrimar el ascua a nuestra sardina.

Lola dijo...

Sería muy eficaz que saliera este artículo en Asturias, donde se ha incluido como condición para solicitar el concierto educativo, para los próximos 4 años, que los colegios no segreguen en cuestión de sexo.