31 julio 2008

83/08: Folleto contra el aborto

SOS Familia

.- La organización "S.O.S. Familia" de España, ha iniciado la distribución gratuita del folleto "Conozca toda la verdad sobre el aborto", en el que de manera sencilla y clara, se responde a las principales interrogantes sobre este grave tema.

Según explica SOS Familia, "el aborto es la peor herida abierta en incontables madres y hogares, así como en el tejido social español; difícilmente se puede encontrar un tema que cause más dolor y polémica"; y que al mismo tiempo genere más interrogantes: "¿la decisión de abortar significa un crimen o una simple operación terapéutica?; ¿Se matan cien mil niños no nacidos al año en España o se da libertad a 100 mil futuras madres para deshacerse de un ‘embarazo no deseado’?; esas madres ¿quedan felices por lo que hicieron o con un trauma profundo para toda la vida?"

Según declaraciones del coordinador de la campaña, Francisco González, el éxito de la publicación ha sido sorprendente: prácticamente sin publicidad, en junio de este año se agotaron dos ediciones con un total de 50 mil ejemplares.

Además, en el mes de julio, ya en época de vacaciones, apareció la tercera edición con una redacción y presentación que supera las anteriores, resumida en 16 páginas e ilustrada con 26 fotografías.

"No deseo el hijo que estoy esperando. ¿Puedo abortarlo? ¿El Estado me lo puede permitir? ¿Por qué la Iglesia lo prohíbe?", son las preguntas que se hace María Isabel, una chica de 18 años.

"El tema –dice González– es tratado con toda su crudeza, pero de forma elevada y respetuosa. Se trata de un folleto de fácil lectura, que una vez comenzada, no se deja".

El texto completo del folleto se puede ver y descargar de la página web: www.sosfamilia.es

82/08: El amor es una aventura maravillosa

No es fácil ser joven
19.06.2008

Remedios Falaguera

“¡Qué tristeza cuando los chicos y chicas pierden la maravilla, el encanto de los sentimientos más bellos, el valor del respeto del cuerpo, manifestaciones de la persona y de su insondable misterio!” Benedicto XVI

Me duele observar los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad y Consumo correspondientes a 2006, sobre el uso de la píldora abortiva (RU-486) en los jóvenes españoles. Los datos demuestran que, en tan solo cinco años, se ha cuadriplicado. Hemos pasado de 1.976 en 2001 a 4.099 en el 2006, con un incremento de casi mil anuales: 3.142 en 2002; 3.260 en 2003; 4.344 en 2004; y 4.660 en 2005.

Es más, la "anticoncepción de emergencia”, como la suelen llamar algunos (¡Que miedo les da llamar a las cosa por su nombre, Dios mio!) fue utilizada para interrumpir el embarazo de 22 niñas menores de 15 años , 546 jovencitas de entre 15 y 19 años y 1.137 mujeres de entre 20 y 24 años.

Esta noticia me habría pasado casi desapercibida si no fuera por que se trata de de un tremendo envilecimiento del amor humano que intenta suprimir “la auténtica capacidad de amar, como el arma más adecuada y eficaz para separar a Dios del hombre, para alejar a Dios de la mirada y el corazón del hombre...” como afirmó Benedicto XVI en uno de sus discursos sobre la verdad del matrimonio y la familia.

Siempre he considerado el amor humano como una aventura maravillosa, “un andar divino en la tierra”, en el que el amor “forma parte de esa auténtica imagen de Dios que el Creador ha querido imprimir en su criatura, llamándola a hacerse semejante a Él” como señaló en otra ocasión Benedicto XVI.

Por eso me resulta difícil, aunque debo hacerlo, asumir mi parte de responsabilidad en estas estadísticas. Es verdad que el amor no es cosa que se aprenda, pero, ¿Qué hay más necesario que enseñar a amar, que hacerles sentir que son capaces de amar a pesar de las dificultades que encuentren en su vida? ¿Por qué les orientamos hacia una promiscuidad cada vez más trágica y peligrosa para su salud, en vez de responderles con la verdad, aunque nos tachen de carcas?

¿Por qué les engañamos con campañas de información sexual para prevenir las enfermedades infecciosas y los embarazos no deseados si sabemos que el mejor método, el más seguro, sano y barato para evitarlos se llama abstinencia sexual que además previene el sufrimiento físico y moral de las relaciones de “aquí te pillo, aquí te mato”?

Tienen razón los que afirman que presentar a los adolescentes un programa de información sexual veraz sobre los peligros de las relaciones sexuales y un programa educativo para concienciarles de los innumerables beneficios que lleva consigo el decir que no a una relación esporádica, no “vende”. Es más, incomodan a quien las escucha. Palabras como renuncia, pudor, intimidad, respeto, compartir y comprometerse no están, desgraciadamente, en el vocabulario de muchos de nosotros. Pero nuestros jóvenes, los mismos que son capaces de empeñar su vida por ganar “causas perdidas”, buscar la belleza, la libertad, la justicia y la solidaridad, son los que anhelan respuestas a sus preguntas sobre el amor, la vida y el sexo.

Lo curioso es que los que tendríamos que guiarles por el camino de la felicidad ,en la gran aventura de su vida, sustentada por bases firmes sobre el conocimiento del sexo opuesto, el valor del compromiso y la ilusión por un matrimonio maduro y duradero , nos empeñamos en abandonarles a sus instintos. ¿Tan difícil nos resulta ser un ejemplo atractivo de que el hombre no es solamente carne, ni simple instinto sexual, sino que es también -y sobre todo- inteligencia, voluntad, libertad? ¿Tan complicado es explicar que amor no significa exclusivamente sexo? ¿Que la atracción sexual puede ser repentina, pero el amor es deliberado, libre, voluntario y guiado por la razón? No es fácil ser joven. De hecho los datos, mejor dicho, los obstáculos que encuentran en su camino, el asedio de placer “sin costes” al que se ven sometidos y la soledad a la que les hemos arrinconado, lo demuestra.


Fuente: buenasideas

30 julio 2008

81/08: Detenido por un vaso de agua

Murió Terry Schiavo (31 de marzo 2005)
Miguel Ángel Loma

La noticia es un poco antigua pero no por eso deja de ser actual

Detenido, esposado, conducido al furgón de los detenidos ... con 10 años

Las recientes imágenes de un niño de diez años conducido con las manos esposadas en la espalda hacia un furgón policial, podría ser uno de los símbolos del confuso nuevo siglo que estamos estrenando. El gravísimo delito del chaval consistió en pretender introducirse con un vaso de agua en el hospital donde yacía Terri Schiavo, paralítica cerebral condenada judicialmente, por «amorosa» solicitud de su marido, a ser desconectada del tubo alimenticio que la mantenía con vida. El señor Schiavo, que ya había «rehecho» su vida con otra mujer de la que tiene dos hijos, no consideró que su esposa mereciera continuar en una situación a la que la doctrina progresista más avanzada, viene a comparar con una berenjena sonriente bajo apariencia humana. Los padres de Terri, terribles católicos dispuestos a seguir ocupándose de su hija, lucharon todo lo que pudieron por mantenerla con vida, y como «premio» de su paternal empeño pasarán a la historia con la entrañable calificación de fanáticos fundamentalistas; que eso de que unos padres se obstinen en que una hija sea alimentada para seguir viviendo es algo tan primitivo y arcaico como irracional.

Si el vaso que llevaba aquel niño hubiese contenido cianuro para la «muerte digna» de Terri, cabría la esperanza de que las llamativas imágenes del chaval detenido como si se tratase de un peligrosísimo delincuente, fueran recogidas por algún afamado guionista, y sirvieran como argumento para una película protagonizada por actores guapetes y dirigida por algún director de reconocido progresismo. Pero como el vaso contenía agua, sólo agua, para intentar salvar a la sonriente Terri, la imagen del niño no sólo fue evitada por muchos medios de comunicación, sino que rápidamente pasará al olvido. Una nueva victoria de la cultura de la muerte, vendida como generosa compasión humanitaria. Seguimos progresando.


Fuente: muertedigna

27 julio 2008

80/08: Actualidad de la Humanae Vitae

Discurso de S.S. Benedicto XVI

Discurso de S.S. Benedicto XVI a los participantes en el Congreso Internacional sobre la actualidad de la carta encíclica del Papa Pablo VI «Humanae Vitae», en su cuadragésimo aniversario. Vaticano, 10 de mayo 2008

Venerados hermanos en el episcopado y en el sacerdocio; queridos hermanos y hermanas:

Con gran placer os acojo al final de los trabajos, en los que habéis reflexionado sobre un problema antiguo y siempre nuevo como es el de la responsabilidad y el respeto al surgir de la vida humana. Saludo en particular a mons. Rino Fisichella, rector magnífico de la Pontificia Universidad Lateranense, que ha organizado este Congreso internacional, y le agradezco las palabras de saludo que me ha dirigido. Mi saludo se extiende a todos los ilustres relatores, profesores y participantes, que con su contribución han enriquecido estas jornadas de intenso trabajo. Vuestra aportación se inserta eficazmente en la producción más amplia que, a lo largo de los decenios, ha ido aumentando sobre este tema controvertido y, a pesar de ello, tan decisivo para el futuro de la humanidad.


El concilio Vaticano II, en la constitución Gaudium et spes, ya se dirigía a los hombres de ciencia invitándolos a aunar sus esfuerzos para alcanzar la unidad del saber y una certeza consolidada acerca de las condiciones que pueden favorecer "una honesta ordenación de la procreación humana" (n. 52). Mi predecesor, de venerada memoria, el siervo de Dios Pablo VI, el 25 de julio de 1968, publicó la carta encíclica Humanae vitae. Ese documento se convirtió muy pronto en signo de contradicción.


Elaborado a la luz de una decisión sufrida, constituye un significativo gesto de valentía al reafirmar la continuidad de la doctrina y de la tradición de la Iglesia. Ese texto, a menudo mal entendido y tergiversado, suscitó un gran debate, entre otras razones, porque se situó en los inicios de una profunda contestación que marcó la vida de generaciones enteras. Cuarenta años después de su publicación, esa doctrina no sólo sigue manifestando su verdad; también revela la clarividencia con la que se afrontó el problema.


De hecho, el amor conyugal se describe dentro de un proceso global que no se detiene en la división entre alma y cuerpo ni depende sólo del sentimiento, a menudo fugaz y precario, sino que implica la unidad de la persona y la total participación de los esposos que, en la acogida recíproca, se entregan a sí mismos en una promesa de amor fiel y exclusivo que brota de una genuina opción de libertad. ¿Cómo podría ese amor permanecer cerrado al don de la vida? La vida es siempre un don inestimable; cada vez que surge, percibimos la potencia de la acción creadora de Dios, que se fía del hombre y, de este modo, lo llama a construir el futuro con la fuerza de la esperanza.

El Magisterio de la Iglesia no puede menos de reflexionar siempre profundamente sobre los principios fundamentales que conciernen al matrimonio y a la procreación. Lo que era verdad ayer, sigue siéndolo también hoy. La verdad expresada en la Humanae vitae no cambia; más aún, precisamente a la luz de los nuevos descubrimientos científicos, su doctrina se hace más actual e impulsa a reflexionar sobre el valor intrínseco que posee.

La palabra clave para entrar con coherencia en sus contenidos sigue siendo el amor. Como escribí en mi primera encíclica, Deus caritas est: "El hombre es realmente él mismo cuando cuerpo y alma forman una unidad íntima; (...) ni el cuerpo ni el espíritu aman por sí solos: es el hombre, la persona, la que ama como criatura unitaria, de la cual forman parte el cuerpo y el alma" (n. 5). Si se elimina esta unidad, se pierde el valor de la persona y se cae en el grave peligro de considerar el cuerpo como un objeto que se puede comprar o vender (cf. ib.).

En una cultura marcada por el predominio del tener sobre el ser, la vida humana corre el peligro de perder su valor. Si el ejercicio de la sexualidad se transforma en una droga que quiere someter al otro a los propios deseos e intereses, sin respetar los tiempos de la persona amada, entonces lo que se debe defender ya no es sólo el verdadero concepto del amor, sino en primer lugar la dignidad de la persona misma. Como creyentes, no podríamos permitir nunca que el dominio de la técnica infecte la calidad del amor y el carácter sagrado de la vida.

No por casualidad Jesús, hablando del amor humano, se remite a lo que realizó Dios al inicio de la creación (cf. Mt 19, 4-6). Su enseñanza se refiere a un acto gratuito con el cual el Creador no sólo quiso expresar la riqueza de su amor, que se abre entregándose a todos, sino también presentar un modelo según el cual debe actuar la humanidad. Con la fecundidad del amor conyugal el hombre y la mujer participan en el acto creador del Padre y ponen de manifiesto que en el origen de su vida matrimonial hay un "sí" genuino que se pronuncia y se vive realmente en la reciprocidad, permaneciendo siempre abierto a la vida.

Esta palabra del Señor sigue conservando siempre su profunda verdad y no puede ser eliminada por las diversas teorías que a lo largo de los años se han sucedido, a veces incluso contradiciéndose entre sí. La ley natural, que está en la base del reconocimiento de la verdadera igualdad entre personas y pueblos, debe reconocerse como la fuente en la que se ha de inspirar también la relación entre los esposos en su responsabilidad al engendrar nuevos hijos. La transmisión de la vida está inscrita en la naturaleza, y sus leyes siguen siendo norma no escrita a la que todos deben remitirse. Cualquier intento de apartar la mirada de este principio queda estéril y no produce fruto.

Es urgente redescubrir una alianza que siempre ha sido fecunda, cuando se la ha respetado. En esa alianza ocupan el primer plano la razón y el amor. Un maestro tan agudo como Guillermo de Saint Thierry escribió palabras que siguen siendo profundamente válidas también para nuestro tiempo: "Si la razón instruye al amor, y el amor ilumina la razón; si la razón se convierte en amor y el amor se mantiene dentro de los confines de la razón, entonces ambos pueden hacer algo grande" (Naturaleza y grandeza del amor, 21, 8).

¿Qué significa ese "algo grande" que se puede conseguir? Es el surgir de la responsabilidad ante la vida, que hace fecundo el don que cada uno hace de sí al otro. Es fruto de un amor que sabe pensar y escoger con plena libertad, sin dejarse condicionar excesivamente por el posible sacrificio que requiere. De aquí brota el milagro de la vida que los padres experimentan en sí mismos, verificando que lo que se realiza en ellos y a través de ellos es algo extraordinario. Ninguna técnica mecánica puede sustituir el acto de amor que dos esposos se intercambian como signo de un misterio más grande, en el que son protagonistas y partícipes de la creación.

Por desgracia, se asiste cada vez con mayor frecuencia a sucesos tristes que implican a los adolescentes, cuyas reacciones manifiestan un conocimiento incorrecto del misterio de la vida y de las peligrosas implicaciones de sus actos. La urgencia formativa, a la que a menudo me refiero, concierne de manera muy especial al tema de la vida. Deseo verdaderamente que se preste una atención muy particular sobre todo a los jóvenes, para que aprendan el auténtico sentido del amor y se preparen para él con una adecuada educación en lo que atañe a la sexualidad, sin dejarse engañar por mensajes efímeros que impiden llegar a la esencia de la verdad que está en juego.

Proporcionar ilusiones falsas en el ámbito del amor o engañar sobre las genuinas responsabilidades que se deben asumir con el ejercicio de la propia sexualidad no hace honor a una sociedad que declara atenerse a los principios de libertad y democracia. La libertad debe conjugarse con la verdad, y la responsabilidad con la fuerza de la entrega al otro, incluso cuando implica sacrificio; sin estos componentes no crece la comunidad de los hombres y siempre está al acecho el peligro de encerrarse en un círculo de egoísmo asfixiante.

La doctrina contenida en la encíclica Humanae vitae no es fácil. Sin embargo, es conforme a la estructura fundamental mediante la cual la vida siempre ha sido transmitida desde la creación del mundo, respetando la naturaleza y de acuerdo con sus exigencias. El respeto por la vida humana y la salvaguarda de la dignidad de la persona nos exigen hacer lo posible para que llegue a todos la verdad genuina del amor conyugal responsable en la plena adhesión a la ley inscrita en el corazón de cada persona.

Con estos sentimientos, os imparto a todos la bendición apostólica.

Benedicto XVI

25 julio 2008

79/08: 18 sentencias a favor de los objetores de EpC

“El respaldo judicial a los objetores a EpC es incuestionable y sienta jurisprudencia”,

dice el presidente de Profesionales por la Ética

El pasado fin de semana se han conocido seis nuevas sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja en favor de los objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC). Estas resoluciones se unen a las ocho difundidas el 17 de julio y a otra más, la primera de La Rioja, dictada el día 8 de este mismo mes.

De esta manera, sumadas a las tres dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ya son 18 las sentencias que reconocen que el derecho de los padres a escoger la formación de sus hijos está siendo vulnerado, tal como informa Profesionales por la Ética (PPE).

Las resoluciones andaluzas fueron las primeras en reconocer la objeción de conciencia frente a la asignatura. En los tres casos, el TSJ andaluz aplicó los derechos constitucionales y la jurisprudencia española así como la jurisprudencia más vanguardista del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

De esa manera, recordó que el interés público consiste, precisamente, en garantizar los derechos, lo que “justifica la existencia del Estado y sus potestades”.

“Respaldo incuestionable”

A la vista de todas estas resoluciones, para Jaime Urcelay, presidente de PPE, “el respaldo judicial a los objetores de EpC es, a estas alturas, incuestionable y sienta jurisprudencia”.

Urcelay añade que en los próximos días “es probable que se conozcan más sentencias favorables ya que se han dictado autos (resoluciones provisionales) que permiten que los hijos de padres objetores a la asignatura no entren en clase de EpC en Andalucía, La Rioja y Huesca”.

El presidente de PPE concluye que “va siendo hora de que el Gobierno y las administraciones autonómicas den algún paso para resolver este conflicto que se ha producido, precisamente, por falta de diálogo y voluntad de consenso”.

Primer paso de Cantabria

Al mismo tiempo, el pasado fin de semana la justicia de Cantabria dio un primer paso favorable también a los padres objetores a EpC.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) notificó dos autos que han dado la razón a varios padres objetores en cuanto a la vía elegida para la tramitación del procedimiento jurídico.

En los dos autos fechados el 15 de julio, el Tribunal cántabro resuelve la impugnación presentada por los servicios jurídicos del Gobierno de Cantabria en la que se negaba que en las resoluciones de la Consejería de Educación denegando el derecho de objeción de los padres hubiera indicios de violación de derechos fundamentales.

El TSJ de Cantabria entiende en estos autos que los derechos que los padres entienden vulnerados con esta asignatura, sí son derechos fundamentales reconocidos como tales en nuestra Carta Magna.

Afirma igualmente que los recurrentes no sólo han individualizado dichos derechos indicando expresamente cuáles son los, sino que además realizan “una exposición de los argumentos que fundamentan el recurso interpuesto, vinculado a los artículos 16.1 y 27.3 de la Constitución Española en los que se recogen los principios de libertad ideológica y religiosa y el derecho que asiste a los padres para que reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones que estiman se vulneran con el estudio de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía...”

Concluye el Tribunal su resolución indicando que al hacer referencia los recursos a la posible vulneración de derechos fundamentales, su tramitación debe continuar por el procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales de la persona, tal y como solicitaban los padres objetores.

Como explica, José Luís Bazán, coordinador de la Asesoría Jurídica de PPE, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria se ha decidido a seguir el camino emprendido por los tribunales superiores de justicia de Andalucía y La Rioja.

Estos tribunales primero admitieron los procedimientos jurídicos por la vía de protección de los derechos fundamentales, después permitieron (mediante autos de medidas cautelares) que los hijos de los objetores no acudiesen a clase de EpC y finalmente dictaron sentencia favorable al derecho de los padres a objetar a la asignatura.

Novedades jurídicas en La Rioja

Por su parte, aunque el Tribunal riojano ha resuelto ya quince demandas de padres objetores a EpC, en La Rioja la polémica asignatura no se implantará hasta el próximo mes de septiembre.

El Gobierno riojano, en manos del Partido Popular, ha asegurado que en los decretos autonómicos de la materia había suprimido los contenidos ideológicos o adoctrinadores y por tanto no cabía objeción de conciencia alguna a la asignatura.

Al mismo tiempo, como explica el presidente de PPE, las sentencias de La Rioja introducen algunas novedades jurídicas que, sin duda, desmontan los argumentos de los que han negado la posibilidad de objetar a EpC. Las 15 sentencias del Tribunal riojano recogen, como novedad respecto a Andalucía, los siguientes argumentos:

- No es de recibo afirmar que fuera de la previsión del artículo 30 de la Constitución española (objeción de conciencia para la exención del servicio militar) no cabe la objeción de conciencia y por tanto no pueden eficazmente alegarse las propias creencias o convicciones de los padres para obtener la exención de la obligatoriedad de que sus hijos menores cursen una asignatura, cuyos contenidos, objetivos y criterios de evaluación resultan radicalmente contrarios a sus ideas, creencias y convicciones.

- Como ha destacado la doctrina, con la Constitución española de 1978 se ha querido ofrecer un estatuto completo de la libertad, efectivo por sí mismo, que no necesita de ningún complemento para ser operativa inmediatamente.

- Como quiera, además, que la objeción de conciencia es un derecho fundamental integrante del derecho fundamental de libertad ideológica, ha de concluirse que la inexistencia de ley que regule la objeción planteada en este caso no es obstáculo que impida la admisión del presente recurso, donde a través de tal objeción se solicita, motivadamente, la tutela de los derechos y libertades reconocidos en los artículos 16 y 27.3 de la Constitución.

- El desarrollo de la personalidad ha de ser libre -artículo 10. 1 de la Constitución Española-, de modo que resulte de los actos y las actitudes elegidas a lo largo de la vida de las personas desde su infancia, es decir, durante el proceso de formación de la personalidad. Y precisamente porque esto es así, es por lo que el artículo 27.3 de la Constitución española hace referencia al derecho de los padres a decidir sobre la formación moral de sus hijos, pues a éstos es a quienes corresponde la función de educarlos -artículo 154 del Código civil-, en orden al desarrollo de la personalidad de aquellos.

- El artículo 27.2 de la Constitución dispone que “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”. La Constitución no distingue entre una “ética pública”, supuestamente amparada en dicho precepto, y una “ética privada”, supuestamente amparada en el artículo 27.3. El artículo 27.2 autoriza la regulación de una educación para la ciudadanía en la que el libre desarrollo de la personalidad debe ser compatible con el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

- La supuesta dualidad ética pública - ética privada no tiene el menor amparo constitucional. La conducta humana de cada persona se rige por las normas de una sola ética, con la que se resolverá el juicio moral concreto sobre cada acción de las personas.

- Los ámbitos de los artículos 27.2 y 27.3 de la Constitución no son, paralela y respectivamente, los de una moral pública y una moral privada, sino que el ámbito del artículo 27.2 se refiere sólo al respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales, pero estos principios, derechos y libertades no son más que una parte de la denominada moral pública. Y de admitirse este concepto, el ámbito del artículo 27.3 de la CE abarcará la moral pública en todo lo demás que no sea ese respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales, y abarcará también la completa moral privada.

- La difusión por el Estado a través del sistema educativo de la denominada ideología de género, no se ajusta al artículo 27.3, que cuando garantiza el derecho de los padres para que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones, “está estableciendo una órbita de libertad privada y de terreno acotado para el poder público, impidiendo formaciones ideológicas imperativamente predispuestas desde el Estado” (Auto del Tribunal Constitucional 276/1983).

23 julio 2008

78/08: Causas perdidas, locuras y molinos

Autor: Roberto Avilés

Jorge Luis Borges se encontraba ante una gran audiencia en la Universidad de S. Marcos. Los estudiantes le insultaban porque algunas declaraciones chocaban con la ortodoxia revolucionaria de aquellos momentos. Borges comenzó la conferencia. El auditorio pasó de la rabia a la fascinación. Al acabar, un estudiante le pregunta: "¿cómo es posible que un hombre tan culto como usted, señor Borges, se empeñe en oponerse al curso de la historia?" La respuesta no tuvo desperdicio "oiga joven -dijo Borges - ¿no sabe usted que los caballeros sólo defendemos causas perdidas?"

¡Caballeros! No abandonemos las causas perdidas.

Aquella máquinas que trituran el trigo para hacer un pan duro llamado bienestar no son inofensivos molinos, son gigantes feroces. Esta vez el Quijote está cuerdo y Sancho se ha vuelto loco. La opinión imperante afirma que sólo los católicos y otros pequeños "grupos" vemos gigantes en vez de molinos. Nos acusan de locura quijotesca, de haber perdido la razón.

Sin embargo, aquellos molinos movidos por el aire del “progreso” trituran personas antes de nacer; manipulan la vida de los hombre; expulsan lo sagrado de la vida pública; ideologizan a estudiantes con el EpC son gigantes feroces. Los cuerdos somos los quijotes que con el corazón angustiado observamos la tragedia de la modernidad. La razón se ha construido una habitación de espejos donde se contempla a sí misma convencida que así es la realidad. Es muy actual aquella frase de Chestrerton: el loco ha perdido todo menos la razón.

Nos acongoja ver como los quijotes hemos sido arrojados al manicomio, se nos permite vivir pero no participar en la vida pública. Nosotros somos los cuerdos, porque nuestra razón posee el principio para no enloquecer: la capacidad de captar el misterio.

La lucha contra los monstruos parece una causa perdida son muchos molinos, nadie nos escucha. Podemos tener la impresión de ser como aquel río cuyo caudal dividió Ciro, se fue gastando en canales que no alcanzaron un gran renombre sobre la tierra. Sin embargo, el efecto sobre las personas fue incalculable. “El crecimiento del bien en el mundo depende en parte de actos que nada tienen de históricos; y que ahora las cosas no nos vayan tan mal como podrían irnos se debe en buena parte a los muchos que vivieron fielmente una vida escondida y descansan en tumbas que nadie visita”. (George Eliot)

¡Caballeros, luchemos por las causas perdidas! No son molinos, son gigantes.

Yo quiero ser Quijote.

22 julio 2008

77/08: Palpando Progresismo

Autor: Juan Manuel de Prada
Lugar: ABC,
Fecha: 06.07.08

Dice José Antonio Alonso, portavoz socialista, que en el congreso que su partido acaba de celebrar "se palpa una orientación progresista". Sólo que, si palpas mucho, sales con las manos tintas de sangre. Los socialistas apuestan por una "reforma vanguardista» de la ley del aborto que «garantice la seguridad jurídica de las mujeres que deciden abortar" y su «derecho a decidir». Desde luego, Hannibal Lecter no hubiese formulado una apología más refinadamente eufemística del canibalismo que la que los socialistas nos ofrecen sobre el aborto. A abortar a mansalva, sin más impedimento que la fijación de un plazo arbitrario de gestación, lo llaman "reforma vanguardista"; a la impunidad del delincuente la bautizan "garantizar la seguridad jurídica"; a un delito tipificado lo denominan, en el colmo de la socarronería, "derecho a decidir". Hay que tener, desde luego, una jeta como la de Leatherface, el virtuoso de la sierra eléctrica en La matanza de Texas, para adulterar el lenguaje de un modo tan burdo y feroz.Tales adulteraciones burdas serían, por supuesto, inverosímiles si no las precediese ese ofuscamiento de la conciencia moral del que ya nos previno Isaías: «¡Ay de los que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!». Desde luego, emplear un criterio de plazos para establecer cuándo un delito contra la vida no debe ser castigado es una aberración jurídica (y científica) que no se sostiene ni aunque nos pongamos las botas a palpar progresismo: hace cincuenta años, un feto era viable cuando había completado siete meses de gestación; hoy lo es cuando ha completado tan sólo veintidós semanas; dentro de cincuenta años, tal vez lo sea cuando apenas haya sido concebido. Si a alguien se le ocurriera establecer que el asesinato de ancianos a partir de los setenta años, o de niños hasta los catorce, quedase impune lo encerraríamos en el loquero; pero a alguien se le ocurre establecer un criterio cronológico igualmente demencial en el aborto y se nos antoja que el tío está palpando progresismo a manos llenas. Lo de establecer garantías específicas de seguridad jurídica para las mujeres que abortan es otra aberración jurídica que provocaría nuestra hilaridad, si no fuera porque la jeta de Leatherface infunde más bien espanto. Nuestro ordenamiento ya establece todas las garantías jurídicas y procesales habidas y por haber: presunción de inocencia, tutela judicial efectiva, asistencia de letrado, etcétera. El fraude de ley, la connivencia con el delincuente, el amparo de la impunidad deben tratarse, pues, de garantías "vanguardistas" que sólo comprendes si te pones ciego a palpar progresismo.


Pero cuando hay que palpar progresismo hasta clavar las uñas es cuando determinas que un delito tipificado puede convertirse, por arte de birlibirloque, en «derecho». Norberto Bobbio, el gran filósofo y jurista turinés, lo estableció tajantemente: «Hay tres derechos. El primero, el del concebido, es fundamental. Los demás, el de la mujer y el de la sociedad, son derivados. Además, y para mí esto es el punto central, el derecho de la mujer y el de la sociedad, que son de ordinario adoptados para justificar el aborto, pueden ser satisfechos sin recurrir al aborto, es decir, evitando la concepción. Una vez ocurrida la concepción, el derecho del concebido solamente puede ser satisfecho dejándolo nacer». Pero, para palpar progresismo en condiciones y ponerse las manos tintas de sangre, más aconsejable que la lectura de Bobbio resulta la de La filosofía en el tocador, de Sade, donde una pionera del progresismo fetén imparte la doctrina que este congreso socialista hace suya: «Somos dueñas de lo que llevamos en el seno, y no hacemos más mal destruyendo esa especie de materia que purgándonos de otra con medicamentos cuando tenemos necesidad. (...) Hemos comprendido que una criatura más o menos sobre la tierra no comporta gran diferencia y que nosotras nos convertimos, en una palabra, en dueñas de ese pedazo de carne no de forma distinta a como lo somos de las uñas que cortamos de nuestros dedos, de las excrecencias de carne que extirpamos de nuestro cuerpo o de los productos de la digestión que evacuamos de nuestras vísceras. (...) Hace falta ser imbéciles para encontrar el mal en una acción tan indiferente». Hannibal Lecter y Leatherface no lo hubiesen explicado mejor.



21 julio 2008

76/08: Vamos a Madrid

Benedicto XVI clausura las Jornadas Mundiales de la Juventud con la misa más multitudinaria de la historia de Australia

Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid”, corearon miles de jóvenes españoles en Sydney ondeando sus banderas tras anunciar Benedicto XVI que la capital de España será la próxima sede de la JMJ dentro de tres años.

La Jornada Mundial de la Juventud 2011 tendrá lugar en Madrid, en España”, dijo el Papa ante el casi medio millón de personas que asistieron en Sydney a la más multitudinaria misa jamás celebrada en Australia.

El Papa confirmó así oficialmente en la Misa de clausura de las XXIII Jornadas Mundiales de la Juventud, ante una multitud que prorrumpió en aplausos, lo que ya era un secreto a voces.

Después de una semana de actos en diferentes lugares de Sydney, los organizadores de las JMJ confesaron su entusiasmo por la gran participación de fieles en el broche final a las Jornadas.

El
director operativo de la organización, Danny Casey, declaró que se trata un éxito para la ciudad y para la Iglesia católica en Australia.

Ha sido espléndido ver a más de 400 mil personas reunidas con motivo de la misa en el domingo [...] Ha sido seguramente la misa católica más multitudinaria de la historia de nuestro país”, confesó Casey.

Y es que, según informa la agencia ZENIT, a los más de 200 mil peregrinos que durmieron en el hipódromo de Randwick en la vigilia de la noche precedente se les añadieron otros tantos llegados en la mañana para participar en el acto conclusivo de la JMJ.

“Dentro de tres años, en Madrid”

Llega ahora el momento de deciros adiós o, más bien, hasta la vista. Os doy las gracias a todos por haber participado en la Jornada Mundial de la Juventud 2008, aquí en Sydney, y espero que nos volvamos a ver dentro de tres años [...] La Jornada Mundial de la Juventud 2011 tendrá lugar en Madrid, en España”, dijo el Papa en su despedida de Australia.

Los miles de peregrinos españoles estallaron entonces en júbilo y aplausos, enarbolando banderas de color rojo y amarillo.

Hasta ese momento...”, empezó a decir el Papa, para después detenerse, riendo, ante los gritos que no cesaban.
Hasta ese momento –continuó-, recemos los unos por los otros, y demos ante el mundo un alegre testimonio de Cristo. Que Dios os bendiga”.

Cabe recordar que no es la primera vez que España acoge las Jornadas Mundiales de la Juventud. La ciudad de Santiago de Compostela ya lo hizo en el año 1989, con la participación de medio millón de jóvenes, y fueron presididas por Juan Pablo II.

Era el tercer lugar en el que se celebraba un encuentro de esas características después de Roma y Buenos Aires. El arzobispo de Santiago de Compostela era entonces monseñor Antonio María Rouco, quien acogerá por segunda vez una JMJ, pero ahora como cardenal y arzobispo de la capital española.

“No lo defraudéis”

En otro momento de su mensaje a los jóvenes, recogido por Aciprensa en un vídeo sobre la Santa Misa de Clausura, de algo más de tres minutos de duración, Benedicto XVI animó a los presentes a ser testigos de la palabra de Cristo.

“Queridos jóvenes, en Cristo se cumplen todas las promesas de salvación verdaderas para la humanidad. Él tiene para cada uno de vosotros un proyecto de amor en el que se encuentra el sentido y la plenitud de la vida”, les dijo.

Acto seguido, el Papa añadió que Cristo “espera de todos vosotros que hagáis fructificar los dones que os ha dado siendo sus testigos de palabra y con el propio ejemplo. No lo defraudéis”.

“Providencia y gracia de Dios”

Por otra parte, el también presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Rouco, mostró su agradecimiento por la designación que hizo el Papa de Madrid para celebrar las próximas JMJ.

Quiero expresar mi gratitud en nombre de la Diócesis de Madrid por esta designación”, dijo Rouco ante los medios de comunicación.

“Es un gesto del Santo Padre que agradecemos mucho y agradecemos que la Providencia y el Dios de la historia se haya ocupado de que se celebre en Madrid la próxima Jornada Mundial de la Juventud”, añadió.

Estamos dispuestos a prepararla como esto se merece. Contamos con la experiencia porque organizamos en Santiago de Compostela la cuarta Jornada de la Juventud, y la segunda en celebrarse fuera de Roma”, anticipó.

“Vemos la Jornada como un acontecimiento de la vida de la Iglesia con un significado pastoral con repercusiones en la vida social y en la vida cultural de España y estamos seguros que con repercusiones muy beneficiosas”, dijo el cardenal sobre la actividad que tendrá lugar en la tercera semana de agosto de 2011 en Madrid.

Rouco Varela consideró “una providencia de Dios y una gracia de Dios”, ser el primer arzobispo en organizar dos Jornadas Mundiales de la Juventud.Esperamos del Gobierno dos cosas: libertad de acción y cooperación. Contamos con la ayuda de los jóvenes de España y de los de todo el mundo”, concluyó.

Testimonio de la gente joven

Coincidiendo con la valoración que hacía el cardenal Rouco, jóvenes españoles mostraron su satisfacción por el hecho de que Madrid sea la sede de la próxima JMJ.


Necesitamos en España que la gente joven dé testimonio. Aunque parece ser un país que toda la vida ha tenido fe necesitamos revitalizarla, rejuvenecerla y además porque nosotros los españoles queremos dar a los demás lo que nos han dado”, manifestó a Aciprensa la joven madrileña de 26 años Azucena.

“Estoy muy contento de recibir la JMJ en nuestro país porque creo que es una gran reunión de fe y es también maravilloso compartir la propia fe con el Papa, el Sucesor de Pedro”, agregó por su parte el peregrino José Manuel del Puerto.

“Estamos todos muy ilusionados y esperamos darlo todo para acoger a todos los jóvenes y para que el Papa pueda ver que todavía hay jóvenes comprometidos de verdad en España y en todo el mundo”, añadió Ana, de 16 años.

Con las víctimas de abusos

Por otra parte, poco antes de partir de regreso a Roma, Benedicto XVI se reunió en privado con un grupo de víctimas de abusos sexuales de sacerdotes católicos australianos en la residencia de la Catedral de St. Mary’s en Sydney.

Según informó el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi, el Pontífice se reunió durante una hora con cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, tras la Misa celebrada en una capilla de la Catedral de Santa María en el centro de Sydney.

Durante la reunión, explicó Lombardi, “escuchó sus historias y les consoló. Les reiteró su proximidad espiritual y les ofreció continuar orando por ellos, por sus familias y por todas las víctimas”.

Después de la enérgica condena a los abusos sexuales por parte miembros de la Iglesia, lanzada en público el pasado sábado frente a miembros del clero australiano, el Papa, “con un gesto paternal, quiso mostrar de nuevo su preocupación por todos aquellos que han sido víctimas de abuso sexual”, según explicó el portavoz del Vaticano.

Lombardi explicó que Benedicto XVI habló con cada una de las víctimas “en una atmósfera de respeto, espiritualidad y emociones intensas”. El portavoz de la Santa Sede explicó que la reunión fue una decisión “de último momento”, para que el encuentro no interfiriera con las celebraciones de la Jornada Mundial de la Juventud 2008.

75/08: Comida con el Papa

“Fue como un Padre, queriendo escucharnos y saber de nuestras vidas”


Sydney, 18 Jul. 08 / 03:38 am (ACI).- “No se por qué me eligieron pero le agradezco al Espíritu Santo por eso” fueron las palabras de Armando Cervantes, estadounidense de padres latinos, al preguntarle cuál fue la razón para que lo eligieran entre los jóvenes de todo el mundo para disfrutar de un almuerzo con el Papa en su estadía durante le JMJ 2008 en Sydney.
“Me llamaron de la conferencia episcopal preguntarme si quería almorzar con el Papa y obviamente acepté la invitación”, relató Armando a ACI Prensa.
Armando, junto con otros 11 jóvenes de Estados Unidos, Australia, España, Papua Nueva Guinea, Timor Oriental, Nigeria, Congo, Brasil, Francia, Australia y Corea, tuvo la suerte de ser elegido para disfrutar de un almuerzo con el Papa en la Casa de la Catedral de Saint Mary el viernes a mediodía en el marco de la JMJ 2008.
“Estábamos los doce parados afuera, nerviosos sin saber qué decir. Nos dijeron que estaríamos con el Papa en pocos minutos y cuando apareció nos llenamos de alegría”.
“Fue como un Padre, queriendo escucharnos y saber de nuestras vidas -describió Armando -. Sólo quería saber de nosotros. Quería enterarse qué hacíamos, qué estudiábamos, qué hacíamos en la Iglesia; quería genuinamente conocer de nuestras vidas”.
El joven describió su experiencia como la de estar en familia: “parecía que fuéramos una familia sentada a la mesa, cada quien hablando de lo que hace”.
Contó que el Papa habló todo el tiempo en inglés pero cuando se dirigía a cada uno lo hacía en portugués, español y francés, según el idioma del país del que provenía el joven.
“Una de las cosas que me impresionó más es que uno de ellos le preguntó si podíamos salir a darle nuestros regalos y él dijo: “Yo estoy preparado y dispuesto a ir a donde los jóvenes vayan”.
"Hay un amor profundo que tiene hacia los jóvenes y aunque no nos conociera, estaba listo para conocernos, para amarnos, para rezar por nosotros”.
Por su parte, Fidel Mateo Rodríguez, de 25 años, quien fue elegido como representante de España, describió la experiencia como”conmovedora”. "Básicamente nos ha escuchado, sobre nosotros, nuestra vida y preocupaciones”, dijo a ACI Prensa, tras mencionar que el Papa se mostró interesado en la situación de Asia y Africa.
Al preguntarle por el momento más especial del almuerzo no dudó en decir: "la entrega de regalos". Él le llevó un Rosario en plata de Salamanca, y una imagen del Apóstol Santiago de Compostela. “Fue un momento muy cercano”. Dijo que el regalo más original fue un gorro de Mickey Mouse que le dio la delegación de Estados Unidos. “No se lo ha puesto, pero lo ha acogido con mucha gracia”, dijo mientras sonreía.

19 julio 2008

74/08: Jornada de la Juventud

Fiesta de acogida de las JMJ: Benedicto XVI denuncia el “relativismo indiscriminado”, el “consumismo insaciable” y el “laicismo” que “deja a Dios en el banquillo”

En el discurso que Benedicto XVI pronunció en la fiesta de acogida de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) este jueves, 17 de julio, el Papa convirtió el medio ambiente, el relativismo, el laicismo y la dignidad humana en los ejes de su mensaje ante los casi 250.000 jóvenes asistentes y otros tantos peregrinos de todas las edades.

El Pontífice llegó a la Bahía de Sydney a bordo del crucero ‘Sydney 2000’, de la línea ‘Captain Cook’, escoltado por 13 barcos. Desde el embarcadero de Barangaroo, el Papa inició su discurso de bienvenida mostrando su alegría por la presencia multitudinaria de jóvenes provenientes de todas partes del mundo.

“Bastantes de vosotros venís de tan lejos como yo, de Europa”, dijo antes de verse interrumpido por un estruendoso aplauso. “Estamos aquí –continuó- como discípulos de Cristo, alentados por su Espíritu para ser testigos de su amor y su verdad ante los demás”.

“Los que no están presentes”

Según informa la agencia ZENIT, a continuación el Papa agradeció a los aborígenes el recibimiento que le habían dispensado e hizo una referencia a las injusticias cometidas contra ellos en el pasado.

“Estoy muy emocionado al encontrarme en vuestra tierra, conociendo los sufrimientos y las injusticias que habéis padecido, pero consciente también de la reparación y de la esperanza que se están produciendo ahora, de lo cual pueden estar orgullosos todos los ciudadanos australianos”, dijo.

Sus siguientes palabras fueron para “incluir también a los que no están aquí presentes”. “Pienso especialmente en los enfermos o los minusválidos psíquicos, en los jóvenes en prisión, en los que están marginados por nuestra sociedad y en los que por cualquier razón se sienten ajenos a la Iglesia. A ellos les digo: Jesús está cerca de ti. Siente su abrazo que cura, su compasión, su misericordia”, añadió.

Por una ecología humana

Más adelante, el Papa sentó con su discurso los cimientos de una ecología humana que, además de contemplar el entorno natural, tenga en cuenta también el social.

Hay heridas que marcan la superficie de la tierra: la erosión, la deforestación, el derroche de los recursos minerales y marinos para alimentar un consumismo insaciable”, dijo.

“Algunos de vosotros provenís de islas-estado, cuya existencia misma está amenazada por el aumento del nivel de las aguas; otros de naciones que sufren los efectos de sequías desoladoras. La maravillosa creación de Dios es percibida a veces como algo casi hostil por parte de sus custodios, incluso como algo peligroso. ¿Cómo es posible que lo que es ‘bueno’ pueda aparecer amenazador?”, se preguntó.

Por otra parte, “descubrimos que no sólo el entorno natural, sino también el social -el hábitat que nos creamos nosotros mismos- tiene sus cicatrices; heridas que indican que algo no está en su sitio”, añadió.

“Los ejemplos abundan, como bien sabéis. Entre los más evidentes están el abuso de alcohol y de drogas, la exaltación de la violencia y la degradación sexual, presentados a menudo en la televisión e Internet como una diversión”, recordó el Papa.

“Me pregunto cómo uno que estuviera cara a cara con personas que están sufriendo realmente violencia y explotación sexual podría explicar que estas tragedias, representadas de manera virtual, han de considerarse simplemente como ‘diversión’” acabó denunciando.

Siniestro relativismo

Benedicto XVI destacó también en su discurso que “hay también algo siniestro que brota del hecho de que la libertad y la tolerancia están frecuentemente separadas de la verdad. Esto está fomentado por la idea, hoy muy difundida, de que no hay una verdad absoluta que guíe nuestras vidas”, dijo.

El relativismo, dando en la práctica valor a todo, indiscriminadamente, ha hecho que la ‘experiencia’ sea lo más importante de todo. En realidad, las experiencias, separadas de cualquier consideración sobre lo que es bueno o verdadero, pueden llevar, no a una auténtica libertad, sino a una confusión moral o intelectual, a un debilitamiento de los principios, a la pérdida de la autoestima, e incluso a la desesperación”, afirmó.

“Dejar a Dios en el banquillo”

El Papa también tuvo palabras para criticar el hecho de que “hoy muchos sostienen que a Dios se le debe ‘dejar en el banquillo’, y que la religión y la fe, aunque convenientes para los individuos, han de ser excluidas de la vida pública, o consideradas sólo para obtener limitados objetivos pragmáticos”, denunció.

“Esta visión secularizada intenta explicar la vida humana y plasmar la sociedad con pocas o ninguna referencia al Creador. Se presenta como una fuerza neutral, imparcial y respetuosa de cada uno. En realidad, como toda ideología, el laicismo impone una visión global”, continuó.

El Pontífice remató este tema advirtiendo de que “si Dios es irrelevante en la vida pública, la sociedad podrá plasmarse según una perspectiva carente de Dios. Sin embargo, la experiencia enseña que el alejamiento del designio de Dios creador provoca un desorden que tiene repercusiones inevitables sobre el resto de la creación. Cuando Dios queda eclipsado, nuestra capacidad de reconocer el orden natural, la finalidad y el ‘bien’, empieza a disiparse”.

“Dignidad innata de toda vida humana”

Por último, el Papa se hizo la siguiente pregunta: “¿Sabemos reconocer que la dignidad innata de toda persona se apoya en su identidad más profunda -como imagen del Creador- y que, por tanto, los derechos humanos son universales, basados en la ley natural, y no algo que depende de negociaciones o concesiones, fruto de un simple compromiso?

“Esto nos lleva reflexionar sobre el lugar que ocupan en nuestra sociedad los pobres, los ancianos, los emigrantes, los que no tienen voz. ¿Cómo es posible que la violencia doméstica atormente a tantas madres y niños? ¿Cómo es posible que el seno materno, el ámbito humano más admirable y sagrado, se haya convertido en lugar de indecible violencia?, siguió preguntándose.

“La preocupación por la no violencia, el desarrollo sostenible, la justicia y la paz, el cuidado de nuestro entorno, son de vital importancia para la humanidad. Pero todo esto no se puede comprender prescindiendo de una profunda reflexión sobre la dignidad innata de toda vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural, una dignidad otorgada por Dios mismo y, por tanto, inviolable”, dijo.

Benedicto XVI concluyó su discurso con un saludo a los peregrinos en italiano, francés, alemán, español y portugués, pero antes se despidió de los jóvenes con las siguientes palabras: “Habéis sido recreados en el Bautismo y fortalecidos con los dones del Espíritu en la Confirmación precisamente para dar testimonio de esta realidad. Que sea éste el mensaje que vosotros llevéis al mundo desde Sydney”.

18 julio 2008

73/08: ¿Simios?

PROYECTO GRAN SIMIO


He recogido un artículo algo antiguo. El proyecto gran simio parece una enfermedad crónica.


LA PERLA

Por Jesús Fontenla

El Correo Gallego

Arvo Net

29/04/2006

Todas las semanas leemos noticias que tienen que ver con lo que nos pasa, con las cosas que hacemos. Otras se refieren directamente a lo que somos, y conviene no ignorarlas. En el Congreso se ha presentado una iniciativa que pide al Gobierno su adhesión al proyecto Gran Simio, que reclama que se garantice el derecho a la vida de los primates, la protección de su libertad individual y la prohibición de su maltrato.

El presidente del plan, Joaquín Araujo, apeló a las parentelas: “Le duela a quien le duela, los hombres somos grandes simios. No hay que avergonzarse de los orígenes; de bien nacidos es ser agradecidos”. Y atribuyó a los monos la condición de personas, según la definición de John Locke: seres inteligentes que pueden razonar y que tienen conciencia de sí mismos.

A Araujo le parece demagógico que algunos hayan pedido la misma protección para los embriones humanos. Supongo que también le parecerá demagógico destacar que en la definición de Locke no entran los menores de dos o tres años o muchos enfermos mentales; o que la mosca del vinagre y el cerdo comparten gran parte de sus genes con nosotros y, sin embargo, no los sentamos a la mesa.

Por suerte, la especie humana no es sólo un mapa genético: la capacidad de trascenderse a sí mismo, de hacer magia con las palabras, el sacrificio por los seres queridos, la búsqueda de la felicidad, la conciencia de normas éticas universales… son algunas cosas que nos diferencian de los monos, simpáticos animales a los que no debemos maltratar. Tampoco al hombre subiéndolo de nuevo a los árboles. Y conviene decir esto por agradecimiento a nuestros padres y a los padres de nuestros padres, y a todas las generaciones que han hecho progresar a la humanidad recordándole al hombre quién es… Le duela a quien le duela.

17 julio 2008

72/08: Noticias desde Sydney

El Papa recibe una visita especial: un koala, un canguro y un canario


Evangelizar con audacia, pide el Papa a los jóvenes por SMS

SYDNEY, 16 Jul. 08 / 07:33 pm (ACI) .- En su segundo mensaje de texto enviado a los jóvenes que participan en la Jornada Mundial de la Juventud de Sydney 2008, el Papa Benedicto XVI abogó por una evangelización audaz.

"El Espíritu Santo dio a los apóstoles y te da a ti el poder de ser audaz para proclamar que Cristo ha resucitado, BXVI", se lee en el SMS que llegó a los teléfonos móviles de los participantes que solicitaron el servicio al momento de inscribirse en el encuentro.

Hasta el domingo, los peregrinos recibirán un mensaje del Santo Padre, escrito en inglés y en forma abreviada.

fuente: aciprensa

16 julio 2008

71/08: La esfera y la cruz

¿Les resulta familiar?

-Una vez conocí a un hombre como usted, Lucifer -dijo articulando con lentitud y monotonía desesperantes-. Opinaba también...

-No existe otro hombre como yo-, gritó Lucifer con tal violencia que estremeció la nave.

-Como iba diciendo -continuó Miguel-, ese hombre opinaba también que el símbolo del cristianismo era un símbolo de barbarie y de sinrazón. Su historia es un tanto divertida. Viene a ser también una alegoría perfecta de lo qué les ocurre a los racionalistas como usted. Comenzó, por supuesto, negándose a tolerar un crucifijo en su casa, ni siquiera pintado, ni pendiente del cuello de su mujer. Decía, igual que usted, que era una forma arbitraria y fantástica, una monstruosidad, amada por ser paradójica. Después fue haciéndose cada vez más violento y excéntrico; quería derribar las cruces de los caminos, porque vivía en un país católico romano. Finalmente, en un acceso de furor trepó al campanario de la iglesia parroquial y arrancó la cruz, blandiéndola en el aire, y profiriendo atroces soliloquios, allá en lo alto, bajo las estrellas. Una tarde, todavía en verano, cuando se encaminaba a su casa por un caminito vallado, el demonio de su locura vino sobre él con esa violencia y demudación tan fuertes que trastruecan el mundo. Se había detenido un momento, fumando, delante de una empalizada interminable, cuando sus ojos se abrieron. Ninguna luz brillaba, no se movía una hoja, pero él vio, como en una mutación súbita del contorno, que la empalizada era un ejército innumerable de cruces ligadas unas a otras, de la colina al valle. Enarboló el garrote y se fue contra ellas, como contra un ejército. Y milla tras milla, en todo el camino hasta su casa, fue rompiéndolas y derribándolas. Porque aborrecía la cruz y cada empalizada era una pared de cruces. Cuando llegó a su casa estaba completamente loco. Se dejó caer en una silla, y luego se alzó de ella porque los travesaños del maderamen repetían la imagen, insufrible. Se arrojó en una cama, lo que sirvió para recordarle que la cama, igual que todas las cosas labradas por el hombre, correspondía al diseño maldito. Rompió los muebles, porque estaban hechos de cruces. Pegó fuego a la casa, porque estaba hecha de cruces. En el río lo encontraron.

Lucifer le miraba mordiéndose un labio.

-¿Es verdad esa historia?- preguntó.

-¡Oh, no! -dijo Miguel vivamente-. Es una parábola. Es la parábola de todos los racionalistas como usted. Empiezan ustedes rompiendo la cruz, y concluyen destrozando el mundo habitable. Les dejamos a ustedes diciendo que nadie debe ir a la iglesia contra su voluntad: Cuando les encontremos de nuevo estarán ustedes diciendo que nadie tiene la menor voluntad de ir a ella. Les dejamos a ustedes diciendo que no existe el lugar llamado Edén. Les encontramos diciendo que no existe el lugar llamado Irlanda. Parten ustedes odiando lo racional y llegan a odiarlo todo, porque todo es irracional, y...

De La esfera y la cruz, de G. K. Chesterton

04 julio 2008

70/08: Las vacaciones de los padres y de los hijos no coinciden

Sucede cada verano y ni siquiera mirando a otros países podemos ver una solución fácil.

Sonó el timbre y, como si faltara tiempo, la escuela comenzó a vaciarse de chavales llenos de satisfacción y con caras sonrientes, porque llegado el 19 de junio se dio por finalizado el curso escolar.
Lo increíble es que al llegar tan esperado día, a los alumnos les desaparece todo tipo de preocupaciones, olvidando con rapidez el mayor o menor éxito de sus resultados académicos. Lo único que les importa son los casi tres meses que quedan por delante, con sus videojuegos, piscina, playa, deporte, descanso…

Y mientras los chavales se sienten felices, muchos padres empiezan a estrujarse el cerebro –y en muchos casos también el bolsillo- buscando la mejor manera de tener a sus hijos ocupados a lo largo de todo el verano.
No coinciden vacaciones de padres e hijos
La sociedad ha cambiado, hoy en día en la mayoría de los hogares trabajan padre y madre, donde no siempre coinciden sus propias vacaciones, y compatibilizarlas con el cuidado de sus hijos no resulta nada fácil. En estas fechas resurge de nuevo el debate, sobre si las vacaciones escolares son demasiado largas, si hay que replantearse el calendario escolar, si deberían volver los exámenes de septiembre, etc. Para todo ello, hay opiniones para todos los gustos.

Si preguntamos a los profesores, dirán que no, que ya está bien. Y además, defenderán su tiempo distinguiéndose de las vacaciones de sus alumnos. La idea de que maestros y profesores tienen tres meses de vacaciones es falsa, porque en julio se disponen para preparar las clases del curso siguiente y deben dedicar un período a su formación continua.
Ante esta tesitura se deduce con claridad que el problema no radica en la extensión de las vacaciones del cuerpo docente, sino en la extensión de las vacaciones de los alumnos que es lo que comporta el problema para muchas familias.

Con tantas vacaciones, olvidan lo aprendido

Por otra parte, cabe añadir que está demostrado que los alumnos con una parada escolar tan larga se dispersan y acaban olvidando muchos de los conocimientos adquiridos a lo largo del curso anterior. Los trabajos y deberes que suelen recomendarse para la época estival acaban siendo poco afortunados y son insuficientes para resolver dicho problema.

Quizás la solución esté en reorganizar los tiempos de descanso durante el año, al igual que se está haciendo en algunos países europeos.

Aunque cabe tener en cuenta que según el estudio “Organización del tiempo escolar”, publicado por la Comisión Europea el año pasado, las escuelas españolas no salen tan mal paradas si se comparan con las vacaciones de otros países de Europa.

De todos modos, hay factores que acaban determinando la sucesión de las vacaciones, como es el caso de la climatología, por ejemplo. Este sería el caso de Alemania, donde empiezan el curso a primeros de agosto y lo terminan a finales de junio.
Otros países

Hay países donde las vacaciones de otoño e invierno son más largas que en España. En el caso de Francia empezaron el 3 de septiembre y acaban el 4 de julio. Pero por otra parte acostumbran a hacer dos semanas de pausa escolar para el Carnaval de invierno.

Italia, que es un país que tiene una climatología parecida a la España mediterránea, arranca el curso a mitades de septiembre y lo termina a mediados de junio, muy parecido a lo que hacemos aquí. Además no tienen pausas por vacaciones distintas a las de los colegios españoles.

Está claro que las vacaciones son un período nada fácil de manejar, y que debe ser la Administración quien debería ocuparse de buscar la solución más adecuada. Porque no es un problema de la escuela, es un problema social, cuya solución debería pasar por una mayor racionalidad de los horarios laborales para que los adultos puedan atender a sus hijos, y por un mayor gasto social en forma de colonias y actividades extraescolares gratuitas, por ejemplo.

Y mientras tanto, para este verano… ¡a sobrevivir cómo se pueda!

Fuente: forumlibertas

03 julio 2008

69/08: Todos los diputados defienden la vida

Los diputados de El Salvador firman el "Libro por la vida"
Defenderán la vida desde la concepción hasta la muerte natural

El pasado 5 de junio, los 84 diputados del Congreso de El Salvador firmaron el "Libro de la vida", comprometiéndose a defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Los organizadores esperan que el documento sea rubricado por todos los congresos de Centroamérica, según informa Fides, agencia de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos.

La iniciativa surgió en Honduras el 27 de marzo de este mismo año, con la firma de 108 diputados, en el marco de la celebración del 60 Aniversario de la Declaración Universal Sobre Derechos Humanos.

La siguiente escala de este proceso es Nicaragua, y luego Guatemala y Costa Rica, pero algunos ya proponen que se incluya a Panamá y México, informa Fides.

El solemne acto contó con la participación de monseñor Fernando Sáenz de Lacalle, Arzobispo de San Salvador; el reverendo Juan Manuel Martínez, pastor presidente de la "Alianza Evangélica de El Salvador"; Mariella Peña Pinto, diputada salvadoreña y presidenta de la Comisión de la Familia; José Alejandro Arévalo, diputado de Guatemala, a quien se le hizo entrega del "Libro de la Vida" para reproducir la iniciativa en su país; y Marta Lorena de Casco, Diputada de Honduras, además de dos miembros de la Fundación "Sí a la Vida" de El Salvador y Guatemala.

SAN SALVADOR, viernes, 20 junio 2008
Fuente: Zenit.org

68/08: Nobel de Economía, G.S. Becker: la familia es la base de lo económico

El matrimonio genera capital social -buena parte mediante los hijos-, es un bien durable que ahorra costes al Estado.

Ante los constantes ataques que está padeciendo la institución familiar, varias disciplinas humanas y científicas han publicado resultados importantes que dejan ver la incidencia negativa que tiene en la sociedad las legislaciones que la desprotegen.

Una de esas ciencias, cuyas investigaciones y resultados se conozcan tal vez menos, es la economía. Desde hace varios años Gary Stanley Becker, premio Nobel en esa rama 1992, ha venido evidenciando que la familia es el fundamento de la economía. ¿Cómo justifica esta afirmación?

Becker parte de tres conceptos y principios básicos de la economía:

A) los agentes económicos: personas y organizaciones que buscan intercambiar bienes entre sí para obtener beneficios,

B) el mercado: lugar donde se realiza el intercambio de bienes entre agentes y

C) los factores de producción (tierra, trabajo y capital): aquellos con los cuales se elaboran bienes que los agentes necesitan (por ejemplo, si el bien fuera el maíz, la cantidad de tierra sería lo que le conferiría valor, el capital sería la maquinaria que interviene en el proceso productivo y el trabajo la actividad humana que interviene en el proceso).

Una vez repasados esos pilares, Gary Becker se pregunta por qué se busca producir bienes e intercambiarlos.

La respuesta es sencilla: todos los hombres tienen necesidades y buscan satisfacerlas obteniendo utilidades. Es precisamente a lo que satisface una necesidad a lo que el hombre le otorga un valor y así se genera la riqueza.

Sin embargo, piensa Becker, los recursos disponibles son limitados y las necesidades son ilimitadas. ¿Qué hace el hombre? Busca la eficiencia, mayor riqueza a menor costo, es decir: los individuos buscan maximizar su bienestar (pero viven en sociedad y son parte de un grupo mayor), la sociedad busca maximizar su utilidad (pero no es lo mismo que lograr misma utilidad para cada uno). Y así explica las diferentes clases socioeconómicas.

¿Cómo fundamenta Gary Becker su investigación? Becker parte del campo de los factores de producción. Considera que hay un cuarto factor de producción de mayor relevancia que los otros tres (tierra, trabajo y capital) para producir bienes: el capital humano.

¿Qué entiende Becker por capital humano? Todas aquellas habilidades y cualidades humanas que la persona tiene al nacer, que va acumulando durante la vida y que contribuyen a que realice su trabajo de manera más eficiente, aumentando su productividad.

Así el premio Nobel logra poner a la persona como centro de la economía y es justamente aquí donde familia y economía se enlazan.

La economía sostiene que la sociedad busca maximizar utilidades y bienestar a lo largo del tiempo. ¿Cómo se logrará? Haciendo que el país incremente año con año su riqueza.

¿Pero cómo sucederá esto? Haciendo eficiente el proceso generador, el proceso de producción e intercambio. Y es concretamente en este paso donde la familia, como organización humana básica y fundamental, puede hacer que se logre esa eficiencia. Repasemos por qué.

1. La familia realiza una gran inversión en capital humano. Esta inversión la efectúan los padres en sus hijos en áreas como la salud o la educación, por ejemplos. La inversión es grande y, desde la perspectiva económica, el beneficio que a ellos les produce es muy bajo. Nadie más la haría sino los padres, ni aun el gobierno. De hecho, esta inversión implica una renuncia a otros bienes materiales (coches, viajes, etc.). En palabras de Becker, los padres realizan todo eso porque son “altruistas” y le dan un valor superior a ese altruismo que a cualquier otro bien.

2. La sociedad no crece ni se desarrolla si no invierte en capital humano. Si no hubieran papás interesados en el bienestar de sus hijos, no se hubiera dado un desarrollo económico como el que sucedió en Estados Unidos cuando, a mediados del siglo pasado, muchos padres enviaron a sus hijos a universidades en lugar de ponerlos a trabajar desde jóvenes. Esto posibilitó el que ese país se desarrollase pues el capital humano fue óptimo.

Con esas dos constataciones, Gary Becker justifica la existencia de la familia y su carácter de indispensable desde un punto de vista y argumentación exclusivamente económico.

Pero no es todo. A partir de las implicaciones y consecuencias positivas del nexo economía-familia, Becker profundiza en el tema de la familia. Presenta el matrimonio como una ganancia donde tanto el hombre como la mujer obtienen un beneficio mayor que el que tendrían permaneciendo solteros. Parte de esa ganancia son los hijos.

Becker defiende que los hijos son una de las razones por las que una pareja desea casarse. Y recuerda, desde la óptica de la economía, que son considerados un bien durable por los padres, pues aunque en cierta núbil edad no producen nada, en un futuro sí lo harán.

Por eso Becker se permite afirmar que es necesario que los matrimonios tengan hijos pues únicamente así garantizan que el crecimiento económico de un país se prolongue.

Desde este punto de vista se entiende una afirmación lapidaria del Nobel: un país sin personas no contará con el capital humano ni con la mano de obra necesaria para seguir generando riqueza. Sólo con familias numerosas se puede resolver el problema de la pobreza en el mundo.

Otra afirmación de importancia en relación con la familia es la incidencia negativa que desde el punto de vista económico tiene el divorcio en la sociedad. ¿Por qué una persona busca divorciarse? Porque ve en ello un beneficio. Pero, ¿realmente lo es? Becker deja ver que esa concepción del divorcio es errónea pues provoca serios daños tanto en individuos como en sociedad.

Cuando una pareja se divorcia los principales afectados son los hijos. Se ven afectados emotivamente y psicológicamente y esto repercute en la productividad. Pero no es todo.

Los antes cónyuges se ven también afectados provocando que el Estado intervenga destinando recursos, antes eficientemente asignados. De ahí que el divorcio sea una lacra y que deba ser legislado como irrevocable mediante leyes.

Considerar el papel y valor de la sociedad desde el punto de vista de la economía, puede enriquecer y arrojar más luz en orden a una concientización que puede lograr dos cosas: reforzar la convicción de apoyo a la misma o tambalear la postura contraria a ella. Gary Becker pone en la mesa la urgente necesidad de apoyar y poner la debida atención que merece la familia.